Página multilingual - Multi language page
German Italian Portuguese Arabic Chinese Japanese Korean French Russian ... and many more

                                Translate this page in your language, select it here below ---------------------v
                                Traduce esta página a tu idioma, selecciónalo aquí abajo ---------------v

martes, 18 de julio de 2017


Tic tac: Christopher Nolan juega con el tiempo en “Dunkirk”

AP

Un tic tac suena a lo largo de "Dunkirk" (“Dunkerque”) como un recordatorio omnipresente de que el tiempo corre para los 340.000 soldados británicos y aliados abandonados en una playa francesa y...

Un tic tac suena a lo largo de "Dunkirk" (“Dunkerque”) como un recordatorio omnipresente de que el tiempo corre para los 340.000 soldados británicos y aliados abandonados en una playa francesa y rodeados por alemanes. Es un efecto entretejido con la música que se originó, apropiadamente, con el cronómetro de Christopher Nolan.

Nolan es un gran relojero del cine, con una precisión suiza capaz de mezclar y dar forma al tiempo para amoldarlo a sus grandilocuentes y cronometradas películas.

Tras haber revertido el tiempo en "Memento" (“Amnesia”) y alterado su progresión en "Interstellar" (“Interstelar”), Nolan se propuso hacer algo diferente en "Dunkirk”, una cinta que entrelaza tres historias (en tierra, mar y cielo) desde tres cronologías diferentes: una semana, un día y una hora durante la famosa Batalla de Dunkerque.

“Quería experimentar con un ritmo nuevo”, dijo Nolan en una entrevista reciente. “Lo que quería hacer era tomar lo que llamo el efecto bola de nieve del tercer acto de mis otras películas, donde las tramas paralelas comienzan a ser más que la suma de sus partes, y quería hacer toda la película de esa manera, y quitarle los convencionalismos”.

Cuando "Dunkirk" se estrene el viernes en Estados Unidos, el público podrá encontrar una película de guerra clásica, pero no tradicional. Filmada casi completamente con cámaras IMAX de 70 milímetros a partir de un parco guion de Nolan de 76 páginas, "Dunkirk" es la mayor parte del tiempo una experiencia cinematográfica sin diálogos en combates en el cielo y encuentros cercanos en el mar. Es un ataque total, con desplazamientos de cámara y montajes, de uno de los máximos cineastas del momento.

"Me encantó”, dijo Nolan sobre filmar en Dunkerque, donde se desarrolló gran parte de la producción. “La realidad de estar ahí, de estar en la naturaleza, francamente te libera como cineasta para simplemente usar tus ojos, usar tus oídos y absorber y tratar de capturar aquello que te habla”.

Para cualquiera que esté vagamente al tanto de cómo es Hollywood en la actualidad, es obvio que una película cuasi muda sobre la evacuación de Dunkerque en 1940, un momento importante de supervivencia para los británicos pocas veces recordado fuera de Gran Bretaña, no es una película clásica de verano. Pero Nolan, el director de "Dark Knight" (“El caballero de la noche”), tiene un lugar raro en la industria y quería contar la historia de Dunkerque tras un dramático viaje en velero por el Canal de la Mancha en la década de 1990.

"Hemos estado hablado de Dunkerque como una historia por mucho tiempo”, dijo Emma Thomas, esposa y productora de Nolan. "Después de 'Interstellar' pensamos qué hacer después y creo que le recordé esto y lo acerqué a varios libros sobre el tema. Él estaba pensando en varias cosas a la vez, pero después regresó y dijo ‘ya sé cómo entrar en esta historia”.

Nolan reconoce que siente “una enorme responsabilidad” para usar su lugar en la industria para hacer algo único. Tras haber crecido viendo grandes películas como "Lawrence de Arabia" y "2001: Odisea del espacio", Nolan cree que “el cine funciona mejor cuando es una película de gran escala que realmente funciona y hace algo que nunca habías visto antes. Esa siempre será la meta para mí”.

"Dunkirk" es definitivamente así, especialmente cuando se proyecta de manera imponente en pantallas IMAX. Pero tal escala suele reservarse solo a franquicias supuestamente más lucrativas, un camino que ya no le interesa a Nolan. Por ejemplo, aunque el director de 46 años creció siendo un devoto de "Star Wars", no le gustaría dirigir una de estas cintas.

“Me alegra mucho verlas”, dijo riendo. “El paisaje cinematográfico ha cambiado desde que comencé a hacer las películas de Batman. Cuando estábamos haciendo la trilogía de 'Dark Knight', creo que era más fácil para un cineasta en la posición en la que yo estaba expresar una visión más personal de lo que ellos querían de una franquicia”.

"Dunkirk" no será una historia estadounidense, dijo Nolan, pero “debía hacerse con el presupuesto de un estudio estadounidense”. Una de las primeras cosas que hizo para prepararse para el filme fue tomar prestado el guion de Steven Spielberg de "Saving Private Ryan" (“Rescatando al soldado Ryan”).

“Miras el horror presentado en esa película y como cineasta dices: OK, no queremos hacerlo de esa manera porque él lo ha hecho definitivamente. También te dices a ti mismo: la tensión que siento viendo 'Saving Private Ryan' no es la tensión que quiero para 'Dunkirk'. Dices: necesitamos que esta historia sea de supervivencia y suspenso. Lo que define al suspenso es que no puedes quitar los ojos de la pantalla. Lo que te da el terror es una aversión, quieres ver hacia otra parte”.

Nolan usó como modelo de suspenso sostenido "Le salaire de la peur" (“El salario del miedo”) de Henri-Georges Clouzot, en la que cuatro hombres sin dinero conducen camiones llenos de nitroglicerina por las montañas. O "Mad Max: Fury Road" (“Mad Max: Furia en el camino”) de George Miller, una persecución eterna, también lo ayudó a decidir el rumbo de su película.

“Estaba a la mitad de escribir el guion cuando vi esa cinta y me dio confianza”, dijo Nolan. “No es tan distinto en términos de la modulación de la que estoy hablando”.

Otras cosas fueron tomadas en cuenta al realizar lo que Nolan calificó como “una experiencia incansable de suspenso”. Usó un efecto parecido a la escala de Shepard, en el que las notas ascendentes tienen un ciclo sutil para dar la impresión de un tono ascendente infinito. Insertó una cámara IMAX de más de 22 kilos en la cabina de un avión de combate y la controló desde tierra.

“Tuvimos la idea de poner cámaras donde normalmente la gente no las pondría”, dijo el director de fotografía Hoyt van Hoytema. "Chris siempre me recuerda como a una especie de genio renacentista. También sabe tantas cosas tanto mejor de lo que se supone que mucha gente sabría. Sabe todo de tecnología cinematográfica, de tecnología de laboratorio. Puede saber de tus lentes mejor que tú”.

Puede que los espectadores queden sin aliento con la primera secuencia de la película, tras lo cual se darán cuenta de que el ritmo no para hasta los créditos finales. Y el reloj de Nolan sigue su tic tac.

“En las cintas que he hecho he tratado de agarrarme de lo que en la mayoría de las películas es una sutileza”, dijo el realizador sobre el tiempo, que califica como un elemento poco valorado en el medio. “He tratado de tomarlo y usarlo como la herramienta que es”.

Y, en "Dunkirk", el tiempo vuela.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP


Atribución de la publicación original:


De: Artes
Publicación: http://ift.tt/2vfkAkR
Autor/Editor: AP
URL: http://ift.tt/2fwzV8F
Términos de búsqueda: Noticias, Entretenimientos, Curiosidades, Venezuela, Cultura, Espectáculos, Cine, Gente, Arte
Fecha: July 18, 2017 at 01:58PM

Entretenimientos y diversiones

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

0 comentarios :

Publicar un comentario

 

Noticias

Blogroll

About

About